Drogaba y metía a bebes vivos en ataúdes, lo hizo por un año y cuando la descubrieron solo decía una cosa

a17Hay un dicho que dice que si ayudas quien lo necesita vas a encontrar el sentido de la vida y esas fueron las palabras que dijo una vez el padre de Irena Sendler. Este hombre le decía esa sabia frase siempre, pero cuando tenía 7 años murió y fue en ese momento en que tomo la decisión de cumplir con ello.

El padre de Irena era médico, siempre ayuda a todas las personas que podía incluso si no tenían para pagar. Cuando ella dejo de ser una niña se convirtió en una mujer que se graduó de enfermera de Bienestar Social, por lo no tanto no solo curaba sin recibir nada a cambio si no que además trata de conseguir comida para todos los necesitados que quería ayudar.

Ella no tenía prejuicios con nada, imagínate que la habían criado católica y ayuda hasta a los judíos quien en aquella época e incluso un poco ahora no se lleva muy bien. Durante la Segunda Guerra Mundial, había comenzado una masacre, los nazis querían eliminar a todos los judíos, pero Irene no lo iba a permitir. Para poder ayudar a todos los niños que querían asesinar ella arriesgo su vida por esos niños, primero los metía en bolsas y después lo drogaba para meterlos en ataúdes. Salvo más de 2500 niños.

Un día los nazis encontraron 10 de estos ataúdes vacíos, la agarraron a Irene y la torturaron para que dijeron en donde se encontraban los niños. Pero a pesar de todo ella ni hablo, logrando así salvar a miles de niños. La sentenciaron a muerte, por suerte sus compañeros chantajearon a un soldado y pudo escapar. Formo una hermosa familia y en el 2007 se llevó un Premio Nobel de la Paz. 1 2 3 4 5 6

Be the first to comment on "Drogaba y metía a bebes vivos en ataúdes, lo hizo por un año y cuando la descubrieron solo decía una cosa"

Deja un comentario

Tu email no sera publicado.


*